PROPIEDAD INDUSTRIAL

La Propiedad Industrial es el conjunto de derechos de exclusiva (similares a los derechos de la propiedad ordinaria) sobre determinadas creaciones inmateriales, como invenciones (patentes y modelos de utilidad), diseños industriales o signos distintivos.

La Propiedad Industrial otorga a su titular dos tipos de derechos: el derecho al uso de la invención, diseño industrial o signo distintivo; y el derecho a prohibir que otra persona pueda hacer uso, de ahí que se consideren derechos de exclusiva.

Los diversos signos distintivos que identifican a las empresas y/o a los bienes y servicios que ofrecen se protegen mediante su registro como Marcas Registradas.

Te ayudaremos durante todo el proceso de concesión, desde estudiar la viabilidad de registro de un determinado signo, pasando por la presentación de la solicitud y la defensa de la misma ante oposiciones al registro que puedan presentar terceras partes.

Mediante esta vía, se puede obtener un derecho exclusivo sobre la apariencia de un producto, derivada de las líneas, contornos, colores, forma, textura, material y ornamentación del producto.

Los Modelos de Utilidad protegen aquellas invenciones con grado inventivo inferior al que presentan aquellas protegidas por Patentes. Estas invenciones suelen consistir en dotar a un objeto de una estructura o configuración determinada de la que se derive alguna utilidad o ventaja práctica.