DERECHO DE LA COMPETENCIA

Para la efectividad del libre mercado, resulta necesario la existencia de unas normas que lo regulen para que las empresas no puedan generar malas prácticas o situaciones abusivas. Estas normas se configuran en torno al Derecho de la Competencia, para evitar que ciertos actos puedan perjudicar tanto a competidores y consumidores como al propio mercado.

Dentro del Derecho Mercantil se encuentra el Derecho de la Competencia, la rama encargada de regular el comercio a través de la prohibición de restricciones ilegales, la fijación de precios entre empresas y la creación de monopolios.

Así, el derecho a la competencia y el derecho del consumo se encuentran relacionados, ya que ambos pretenden que exista libertad de elección y competencia en los distintos mercados. El Derecho de la Competencia se integra por dos conjuntos de normas:

Por un lado, el derecho antimonopolio, cuyo fin es prevenir y sancionar aquellas conductas que limiten la competencia en los mercados y que podrían tener un efecto negativo sobre el mercado y los consumidores.

De otra parte, la competencia desleal, siendo la parte del derecho mercantil que define el límite de la conducta empresarial en orden a mantener un equilibrio en el mercado conjugando la libertad de empresa, la libre competencia, el interés colectivo de los consumidores y el interés público.

El objetivo principal del Derecho de la Competencia es garantizar y promover una competencia sana entre las empresas que participan en el mercado. Con ello se fomenta y garantiza la calidad de los bienes y servicios, mientras se protegen los derechos del consumidor.

Desde ALONSO & ÉVOLE le podemos asesorar tanto para evitar estas malas prácticas en su empresa como para dar una solución extrajudicial en el caso de que sea objeto de vulneraciones.